El flamenco es un arte y pertenece a los artistas. Lo demás, es un exudado de su propia condición.

lunes, 20 de junio de 2016

¿EXISTIERON DOS VENTAS DE ERITAÑA EN SEVILLA?


                Una duda ha crecido en mi entendimiento. Yo siempre había tenido por cierto que la venta se situaba en la esquina que hoy ocupa el antiguo “Palace hotel Eritaña”, construido para albergar visitantes a la Exposición iberoamericana celebrada en la ciudad en 1929-30. Por cierto, no llegó a inaugurarse. Incluso leo en el diario El Mundo, en un articulo del 18 de junio de 2010:

“El Palace Hotel Eritaña reunía 500 habitaciones en sus ocho plantas, incluido el sótano sobre el solar de la antigua Venta Eritaña donde los señoritos corrían sus juergas flamencas a las afueras de Sevilla. Hoy es sede de la comandancia de la IV Zona de la Guardia Civil.”

LA LEYENDA

                Un sitio emblemático del flamenco, lugar de juergas y “cuartitos”, ampliamente citado en prensa, coloquios, numen de pintores y poetas.  

                Aparece en 1811 en  “Apuntes para la historia o Verdaderos y únicos principios de la imprevista y milagrosa revolución de Sevilla”, tres de marzo de 1811, obra de Nicolás Tapia y Núñez de Rendón, una serie de fascículos aparecidos en Cádiz y que narran la sublevación del pueblo sevillano contra los franceses en mayo de 1808:

                <<Durante la antecedente operación no se había descuidado Ayús en arreglar cartuchos; pero concluida le dixo Tap pasase a la ventilla de Eritaña a unirse con Esquivel…>>

                Son numerosas las referencias en prensa a lo largo del XIX y XX, aunque por su belleza, me gustaría destacar éste, un maravilloso texto que aparece en La Época, de 1882:

                “Bécquer se olvidó de ella: verdad es que, si prefirió la de los Gatos para escenario del más melancólico de sus cuentos, fue porque cuadraba mal a su propósito la alegría que aquí reina. En esta venta es donde suenan mejor las cuerdas da la guitarra: aquí la caña es más limpia y trasparente, la manzanilla compite en color con el ámbar y las aceitunas con el de la esmeralda.
                Cuando se avecina el mes de Abril, aquí es donde embriaga más el olor del azahar de los naranjos y limoneros. Bajo estos emparrados, secos hoy, pero frondosos en la estación de las golondrinas, las horas resbalan tan apacibles como las aguas del rio vecino. Y en las noches de verano, en esas noches en que abrasad caliginoso vaho de la tierra y la atmósfera pesa como tapa de plomo, llegan aquí,—viajeras que se han extraviado en el camino las brisas del Océano; mueven las hojas de las parras, como pretendiendo despertarlas de su sueño; se arrastran por los suelos, como si la vergüenza las siguiera, y, sacando fuerzas de flaqueza, se hacen superiores á sí mismas y refrescan el ambiente, dando aliento á los cantadores, que se acompañan con la guitarra al entonar seguidillas jitanas y soleares: los cantes de las noches de verano en Andalucía.”

                La duda surgió, al leer en la página “manquepierda”, un diario de un equipo de fútbol de Sevilla, unas interesantísimas líneas escritas por Don Enrique Añino Cañal, donde revela que al menos, existieron dos ventas de Eritaña, muy cercanas en su ubicación, dice:

                “La “Venta Eritaña”  estaba situada en lo que hoy en día es el nº 1 de la calle Colombia con el chaflán de una tienda  que hace esquina con el nº 83 de la Avenida de la Borbolla-casa particular-propiedad de una aficionada sevillista; y finalmente en frente al kiosco de prensa “Eritaña”, y detrás de éste hacia el “Hotel Eritaña Palace” de los Marqueses de Angulo; después Casa Cuartel y actualmente la IV Comandancia de la Guardia Civil en Andalucía.
No confundir con la que estaba en tiempos de la Exposición Iberoamericana de Sevilla-1929, ésta abarcada el área comprendida entre el Prado de San Sebastián hasta la “Venta Eritaña”, ajardinada, adquirida por don Simeón Escabia, en donde se estableció la Sociedad Club Hispania, con un salón amplísimo con vistas a un Casino.”

                Tenemos, pues, una venta, la clásica, que aparece en casi todos los blogs y a la que estamos acostumbrados, que estaría ubicada en la esquina formada por Avda. de la Borbolla y calle Colombia. 
 
El número uno de Colombia sería la parte que están formando los setos de esta postal. La fachada principal, la Borbolla.

                Y la mejor que he podido ver, y que aparece en el foro cofrade “La Sevilla del ayer” y que dice:
<<“VENTA DE ERITAÑA”, bautizada así en honor del arroyo del mismo nombre y enclavada en lo que hoy serían los finales del Parque de María Luisa, una miaja pasada la Glorieta de México…>>


                Por otra parte, y si el Señor Añino está en lo cierto, la segunda, ambientada en un paraje frondoso y cuajado de jardines, señorial, majestuosa, a la usanza de la “Venta de Antequera”, por la existencia en su interior de pabellones – de los cuales existe una amplia y detallada explicación de formas, usos y autorías en la página de Julio Domínguez Arjona “La Sevilla que no vemos”, estaría situada en la Avenida de Eritaña, frente a "La casa rosa", entre la casa cuartel de la Guardia Civil y el Pabellón de Méjico. En esta postal podemos apreciar la situación exacta.

En esta ilustración de la Revista Blanco y Negro de 1921 podemos apreciar la Venta y al fondo la trasera del edificio del actual Museo Arqueológico de Sevilla

Aquí, también



Y una muestra de esos pabellones





José Luis Tirado Fernández




8 comentarios:

  1. Muy curioso luis. A la vez muy de estilo sevillano.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante tu estudio e investigación acerca de la Venta de Eritaña.
    Gracias por divulgarlo.

    ResponderEliminar
  3. Cuanto me alegra esta entrada tuya, porque yo conocí, lo que en el "argot" de la Guardia civil se decía " el Cuartel de Eritaña",allá por la 1ª década de los 50 yo solía irme, con frecuencia a casa de una amiga que vivía allí, el edificio era espectacular, mi amiga vivía en el piso 3º, tenía unas escaleras preciosas, recuerdo que en estas escaleras había un letrero muy artistico que decía, más o menos, Con la Patria se está, como con la madre:con razón o sin ella" aquello me impresionaba mucho por eso aún lo recuerdo, de todos modos el edificio era precioso y mira por donde tú me lo has recordado. me alegro mucho que vuelvas a estar, por estos "andurriales" un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Sigo la página MaquePierda. El equipo de se villa es el REAL BETIS BALOMPIE. Se te ven los colores. Los mismos de nuestro amigo Paco Menudo.Me acuerdo muchas veces de él. No escuche unas Habaneras de Caduz cantadas mejor que lo hacía el. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Sigo la página MaquePierda. El equipo de se villa es el REAL BETIS BALOMPIE. Se te ven los colores. Los mismos de nuestro amigo Paco Menudo.Me acuerdo muchas veces de él. No escuche unas Habaneras de Caduz cantadas mejor que lo hacía el. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Y a mí me asalta una duda...al final de Manuel Siurot, había una venta, allí el tranvía daba la vuelta y creo recordar que le decían Venta de Eritañaon los años se me desdibuja , pero como una nebulosa creo verla y la sitúo allí

    ResponderEliminar
  7. Aunque leí en la subida esta información, el estío me permitió; releer nuevamente un artículo tan profundo, lleno de multitud de datos, todo ello adobado con imágenes y que en definitiva me permite adentrarme en esas "eritañas". Aunque estoy en el atardecer de la vida, no puedo recordar lo más lejano y por tanto; solo me queda darte la ¡Enhorabuena".Abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena por tan excelente trabajo, como no podía ser de otro modo en tu casa. Nos deja una duda a la que mi memoria no me permite colaborar.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar